martes, 21 de agosto de 2012

Habitat Plus


Elizabeth Cemborain: “Camino por la ciudad como si la cámara fuese un anexo de mi cuerpo”

  
EL REGISTRO DE PAISAJES URBANOS, LLENOS DE LUZ, CAOS, MOVIMIENTO Y DINAMISMO HA CONCENTRADO, DURANTE LOS ÚLTIMOS AÑOS, LA ATENCIÓN DE LA ARTISTA Y ARQUITECTO
POR ANDREÍNA FIGUEROA /FOTOS CORTESÍA DEL ARTISTA

Pasearse por las últimas propuestas fotográficas de Elizabeth Cemborain, es reencontrase con el día a día pero desde una perspectiva que pocas veces imaginamos.
La venezolana aprovecha ese transitar diario para poder expresar situaciones distintas tomadas del mismo escenario que todos compartimos.
Su trabajo pasa por varias etapas: La primera es su movimiento como transeúnte bien sea caminando, manejando o usando algún medio de transporte público.
Durante esta fase suceden una serie de cosas tan comunes como el reflejo de las luces de un automóvil. En este momento empieza la segunda fase, donde la también arquitecto con su cámara capta imágenes del momento que percibe, pero todo en movimiento: ella caminando, un auto moviéndose, etc.
La tercera etapa es descubrir, frente al computador, los escenarios que resulten visualmente interesantes e impactantes y que además sean un registro de aquel momento, tan cotidiano pero tan único.
Es así como, usando las virtudes de la tecnología, Elizabeth trabaja las fotografías y saca de ellas piezas sencillamente únicas. Descubre en ellas franjas, líneas, juego de luces que convierte en obras y en videos. Su trabajo, como ella misma lo explica, es un reflejo del caos de la ciudad, la era de la globalización y la comunicación.
Finalmente la artista realiza pruebas sobre papel fotográfico, a diferentes escalas y selecciona lo que le parece interesante. Muchas de sus obras están montadas sobre marcos blancos
Cuando trabaja con video utiliza mucho la repetición, la asimetría, las transiciones y la reiteración.
Su última individual la realizó en la Galería GBG Arts en Caracas con una exposición que llamó “Luminiscencia”. Apoyándose en su experiencia visual durante su estadía en uno de los lugares más dinámicos y luminosos de Estados Unidos: El Times Square en Nueva York, Cemborain logró captar movimientos de vallas y juegos de luces de las imponentes publicidades que ahí se encuentran.
Con ello realizó múltiples obras y videos que dan cuenta del mundo tecnológico, globalizado y las modernas vías de comunicación que nos rodean. Es el registro de esta parte de la ciudad visto desde franjas de colores, movimiento y dinamismo, típico del lugar.
Esta experiencia le serviría para más adelante contrastar aquella realidad de “derroche energético” con una Caracas oscura producto de los continuos racionamientos de luz. Es así como en la Décima Velada de Santa Lucía, en Maracaibo, Elizabeth expuso videos y cuadros del impactante juego de luces de Nueva York en una casa abandonada y oscura del Barrio de Santa Lucía con el fin de generar reflexión.
Otras propuestas de Cemborain han sido su percepción de la Feria de La Chinita en Maracaibo, mostrar la decoración de la Avenida Bella Vista, plena de luces y artículos tanto americanos como propios de la zona, utilizando además de sus obras una especie de valla personal donde van rotando palabras de lo que significó su transitar por el lugar.
Elizabeth también ha retratado el típico y bello Ávila caraqueño pero, como siempre, con el toque urbano, atravesado por vehículos, postes de luz, edificios, vallas etc.
Y es que también podemos encontrar obras que reflejan la experiencia de estar en un carro atrapado en tráfico en la Cota Mil durante un día lluvioso. “Miro el reflejo del carro al frente con el pavimento y de ahí se genera una serie de trabajos. La luz me la da el mismo objeto”, dice la artista.

SOBRE LA ARTISTA
Elizabeth Cemborain es Arquitecto egresada de la Universidad Central de Venezuela. Si bien se dedicó un tiempo a ejercer su profesión, decidió luego estudiar en la Escuela de Artes Plásticas Cristóbal Rojas de Caracas.
Desde ese momento Elizabeth no dejó de asistir a cursos, exposiciones de corte pictórico, estuvo en el Círculo de Dibujo de Caracas, etc. Una de las personas que más influyó durante su formación fue el profesor Antonio Lazo, con quien tomó un curso de Arte Contemporáneo.
“Me cambió totalmente la manera de apreciar el arte, entrando en una era de globalización, internet y tecnología. Eso me hizo enamorarme de lo que era la fotografía digital, y por ahí empecé este trabajo que se basa en fotografía y video”, dice.
Luego de un año viviendo en Nueva York, al regresar a Caracas Elizabeth empezó a apreciar el arte y las cosas de manera distinta. Dejó de lado las fotos de paisajes hermosos, bucólicos y escenarios perfectos, para registrar su transitar y todo aquello que generara movimiento.
Elizabeth utiliza una cámara digital sencilla (no profesional) con el fin de captar el error que se produce al mover la cámara y acercarse de esta manera más a la realidad. “Yo camino por una ciudad y voy como si la cámara fuera un anexo de mi cuerpo”, explica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada